EN LA MAREA

Ahogados en la marea nademos desnudos entre sal y piedras subiendo por la hiedra desatando nudos que nos sujetan. Quema el puerto sin miedo no te escondas del añil del cielo. Cambia el mañana, rompe el después. Larga travesía nos espera en caminos pedregosos. Cambia el mañana, rompe el después. Acantilados nos esperan. Dean Moriarty.