LA HISTORIA DE JIM MORRISON EN GRANADA

Featured image

1971, París,  el líder de The Doors recomendado por un médico decide irse un tiempo a un lugar más cálido dados sus problemas en el aparato respiratorio producido por sus excesos con el tabaco y el alcohol. No teniendo en cuenta la opinión de su novia Pamela Courson de ir a la Costa Azul (donde había un masivo tráfico de drogas) decide hacer realidad uno de sus sueños, visitar España, más concretamente Madrid y Granada. Ese sueño se debía a la pasión del poeta por el escritor estadounidense del Romanticismo Washington Irving que escribió Cuentos de la Alhambra y por el cuadro El jardín de las delicias de El Bosco que se encuentra en el museo madrileño de El Prado.

Después de visitar el mencionado cuadro, El rey lagarto y su novia con un Peugeot Sedan llegaron a Granada un 16 de Abril, una vez allí Morrison visitó la Alhambra tres días consecutivos enamorado de las estancias donde Irving escribió su libro, sorprendido por la belleza que desprendía el lugar. Cuentan que incluso escribió un poema en una de las visitas aunque no hay nada que lo demuestre y habiendo leído tantas leyendas sobre él no tiene mucha credibilidad, todo esto quedó grabado por una cámara Super-8 por Pamela.  Pero no sólo visitó la ciudad palatina andalusí en su andadura por tierras granadinas, también estuvo en una cueva-bar llamada Zíngara, un nido de hippies y guiris en donde Jim con una poblada barba pidió whisky de una marca especial, el cual no tenían y fueron a buscar al enterarse de quién era el hombre obeso y de mal aspecto que les visitó aquella noche. También pidió escuchar a Janis Joplin (nos tendremos que fiar), todo esto según Rafael Cuellar, un asiduo de este lugar que pudo hablar con la estrella norteamericana, al cuál le contó que él y su pareja estaban durmiendo en casa de unos amigos australianos. También el Hotel Alhambra Palace alardea de tener en su libro de oro la firma de el cantante (lo que echaría por tierra la versión de Cuellar).

Otra leyenda que circula es que en su piso de París la noche de su muerte proyectaron los videos ya explicados de la Alhambra y que fue lo último que vio Morrison antes de morir, lo cual personalmente me parece un cuento para adornar más si cabe la leyenda del mito del rock. A día de hoy hay muchas versiones sobre su muerte en misteriosas circunstancias (no se realizó autopsia alguna), la verdad poca gente la sabe, tan sólo la que estuvo presente aquel día y de ellos ya han muerto varios protagonistas. Quedémonos con su talento, con el mito y con el recuerdo de que visitó nuestro país.

Dean Moriarty.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s